top of page

¿Avanzará la ciencia sin nosotras?

El Departamento de Trabajo de Estados Unidos prevé que 9 de las 10 ocupaciones con mayor crecimiento en los próximos años, requerirán un desarrollo significativo de habilidades científicas o matemáticas. Por lo mismo se estima que los empleos en ciencia e ingeniería crecerán más rápido que las demás ocupaciones; y que las ocupaciones en ingeniería e informática obtendrán los mayores ingresos, campos en que las mujeres ocupan menos de un cuarto de los puestos. (Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección [CIMAD], Movimiento STEM, 2020, p. 15).  


En buena medida, por eso existe el Día Internacional de la Mujer y de la Niña en la Ciencia que según la Asamblea General de las Naciones Unidas se celebra el 11 de febrero de cada año. Si lo pensamos este día está compuesto por dos elementos: la ciencia y las mujeres. Un vínculo que podría parecernos evidente, pero que a lo largo de la historia ha pasado y sigue pasando por alto. La igualdad de género es uno de los Objetivos para el Desarrollo Sostenible de la Agenda del 2030. La ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM por sus siglas en inglés) son fundamentales en el desarrollo inclusivo y sustentable de los países. Y la educación de tales disciplinas puede proporcionar soluciones a las preocupantes realidades que señala el Departamento de Trabajo de Estados Unidos.  


Sara García Peláez, en una conferencia para la agencia Rétor habla sobre la «afonía femenina» y una posible identificación de sus causas. Trasladando dicho concepto al área STEM igualmente se presenta una «afonía femenina de las mujeres científicas».



-             Aunque representan el 33,3% de todos los investigadores, sólo el 12% de los miembros de las academias científicas nacionales son mujeres.

-             Las mujeres siguen representando sólo el 28% de los licenciados en ingeniería.

-             En campos de vanguardia como la inteligencia artificial, solo 1 de cada 5 profesionales (22%) es una mujer.

-             Las investigadoras suelen tener carreras más cortas y peor pagadas. Su trabajo está poco representado en las revistas de alto nivel y a menudo no se las tiene en cuenta para los ascensos.


A su vez, de acuerdo con la UNESCO, el 35% del total de los estudiantes de STEM son mujeres. El mensaje es claro: ¿Dónde están las mujeres en la ciencia? Parecería que, en ningún lado, que perdieron la voz, cuando en realidad es la visión histórica lo que no permite que sean reconocidas. ¿Cómo puede avanzar la ciencia a costa de las mujeres? Se sabe que las disciplinas STEM son el futuro, que se requerirá un desarrollo significativo de habilidades científicas o matemáticas, que habrá un crecimiento de empleos en ciencia e ingeniería y que serán esas áreas las de los mejores ingresos, pero ¿Qué pasa cuando las mujeres no tienen los medios para estudiar áreas STEM?, ¿Cuándo se perpetúa la desigualdad?, ¿Avanzará la ciencia sin nosotras? La respuesta es sencilla: No.


Dejar fuera a las niñas y mujeres de la educación y de las profesiones STEM las priva de la oportunidad de contribuir y beneficiarse de dichas disciplinas, perpetúa la brecha de género, las desigualdades sociales y económicas.


Si la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas son fundamentales en el desarrollo de los países, entonces también es fundamental para las mujeres y las niñas tener igualdad de oportunidades para contribuir y beneficiarse de las disciplinas STEM.


En UP ACM-W comprendemos el reto que es dedicarte a un área STEM como mujer y todo lo que nos queda por trabajar para transitar hacia una igualdad de género. Un ejemplo de ello es que en marzo del 2024 llevamos a cabo el evento «Celebrando a la mujer en la ciencia» en el cual tuvieron lugar pláticas y paneles de profesoras e investigadoras de la Universidad Panamericana como la Dra. Vicky Carreras, Dra. Lourdes Martínez, Dra. Antonieta Martínez, Dra. Lorena Berumen, Ma. Graciela Bárcenas, etc., sobre las mujeres, la ciencia y el liderazgo. Este capítulo estudiantil reconoce la importancia y la necesidad de una red de apoyo entre mujeres, porque si es ahora que entre nosotras encontramos la fuerza para perseguir nuestros intereses científicos, si es en nosotras donde comienza el cambio en la sociedad, eso sí que podemos hacerlo con seguridad: estar una para la otra y llevarlo a otras personas. Podemos hacer que la ciencia avance junto con nosotras.

18 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page